jueves, 8 de julio de 2010

Glee


Casi siempre escribo sobre lo que me gusta, intento ser crítica, pero me gusta y sé que no soy objetiva. Así que hablaré sobre lo que no me ha llegado al corazón.
Tenía Glee hasta en la sopa, así que decidir ver si esta serie revelación, tan bien acogida por algunos y tan publicitada, estaba a la altura. Y reconozco que la veo porque es musicalmente entretenida, el espectáculo y las buenas voces alzan la nota media que, para mí, no sobrepasa un aprobado raspadillo.
El argumento es el de siempre en las comedias románticas musicales adolescentes: un instituto público americano que ya no sabe de dónde sacar fondos para financiarse, lleno de jugadores de fútbol populares, hermosas y superficiales animadoras, freaks, profesores entregados, profesores que odian su trabajo y algunos alumnos con talento que deciden luchar por sus requetemencionados sueños de triunfar en la música y bla bla bla. ¿Dónde quedó la originalidad? Y si todavía la serie nos sorprendiera... Aunque sea en un formato desgastado, como hace Cómo Conocí a Vuestra Madre, que repite todo Friends pero con guión tan sensacional que se perdona.
Pero nada, no quiero decir que Glee no esté mal para pasar un rato, pero no ofrece más que lo de siempre, y repetir, repetir y repetir estereotipos en televisión, me asquea.

1 comentario:

migatitamica dijo...

Adoré la primera parte de la primera temporada de Glee, luego hicieron paron navideño y en marzo o así volvieron... y me decepcionó totalmente.

Me alegro de que andes por ahí y que actualices aunque sea de vez en cuando. un besito!

Related Posts with Thumbnails